Nutriplato contribuirá a mejorar los hábitos de 10.000 escolares

Herramientas
Madrid
|
07 nov 2019 - 14:18 h
|

En la actualidad, el 41,3 por ciento de los niños españoles de 6 a 9 años padece exceso de peso. Sin embargo, a pesar de los elevados índices de obesidad y sobrepeso, muchas veces no se realiza el diagnóstico más adecuado, un hecho que retrasa una intervención en edades tempranas que sería lo más eficaz.

En este contexto, el Programa Escolar de Salud CArdiovascular (Pesca), promovido por Fernando Zárate, médico adjunto al servicio de Pediatría de los hospitales QuironSalud Toledo y QuironSalud Sur y experto en salud escolar y prevención cardiovascular, se ha marcado como objetivo ayudar a prevenir, detectar y modificar el exceso de peso infantil. Para ello, ha incorporado Nutriplato, el método de educación nutricional desarrollado por el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona y Nestlé, como herramienta clave del programa para mejorar los hábitos alimentarios de los niños que participan en la iniciativa.

En un primer momento, el equipo multidisciplinar que integra Pesca —profesionales de la salud, investigadores, epidemiólogos y docentes— realiza un exhaustivo diagnóstico cardiovascular a los alumnos de entre tres y 17 años de las escuelas adheridas a la iniciativa en el que se analizan los antecedes, alimentación y nivel de ejercicio de los niños. Luego, lleva a cabo una exploración física que analiza el Índice de Masa Corporal (IMC) de cada estudiante y, en los mayores de siete años, también la bioimpedancia (BIA) de composición corporal. Tras estudiar todos los factores, el programa elabora un plan de acción para aquellos casos de alumnos con exceso de peso o sobrepeso que está diseñado para abordarlo de forma transversal y coordinada entre familia, colegio y médico de atención primaria.

Zárate explica que a día de hoy se sabe que las consecuencias del exceso de peso infantil son tan previsibles como demoledoras y que afectan a todos los sistemas del organismo a corto, medio y largo plazo. “Con este programa queremos dar respuesta a la creciente demanda de expertos e instituciones de abordar el exceso de peso infantil de forma eficiente. Para ello, creemos que la clave está en abordar la problemática de forma transversal. Es decir, no solo en casa sino también desde el colegio y en coordinación con los centros de salud”, añade.

Por eso, toda la información relevante se pone a disposición de los padres, pero también del pediatra o médico habitual del niño, así como del departamento de Educación Física del colegio y del Servicio de Comedor, ya que uno de sus objetivos consiste en lograr la colaboración entre todos estos actores en pro del objetivo común: la mejora de la salud de niños y niñas, tal y como expone.

El plan de acción que el equipo médico de Pesca prepara para cada caso concreto recoge las recomendaciones más adecuadas a la edad y condición física del niño para reducir el sedentarismo y mejorar sus hábitos alimentarios; un área en la que Pesca se apoya en Nutriplato. “Este método se basa en el reconocido Plato de Harvard, pero se ha adaptado a la dieta mediterránea y a los niños. La herramienta principal es un plato físico que, por sus dibujos, resulta atractivo para los pequeños y muy práctico para los padres ya que marca, por colores, las proporciones en las que deben estar presentes los diferentes grupos de alimentos en el plato. Las verduras deben ocupar la mitad del plato, un cuarto las proteínas y el cuarto restante, los alimentos ricos en hidratos de carbono. Así será más fácil evitar un error muy común, que los hidratos de carbono ocupen la mayor parte del plato en lugar de las verduras”, explica Laura González, responsable de Nutrición de Nestlé España.

Las escuelas, un pilar para educar también en salud

Cerca de 1.000 estudiantes de colegios de la Comunidad de Madrid y de Castilla-La Mancha que, de forma voluntaria, participan en el programa ya han pasado por el protocolo. El objetivo que se ha marcado el programa a cinco años es ambicioso: llegar a 10.000 alumnos y al mayor número posible de centros escolares en España.

El programa Pesca se lleva a cabo en las propias escuelas y dentro del horario habitual, poniendo así de relieve el papel protagonista del colegio para prevenir, diagnosticar y orientar a los niños también en materia de salud. “Las escuelas son, cada vez más, el centro de la vida de los niños: horas lectivas, comedor, extraescolares... Es el lugar donde pasan la mayor parte de su tiempo por lo que ¿qué mejor sitio para detectar y prevenir en salud? Además, al hacer un seguimiento continuado en cada curso escolar podemos monitorizar la salud del pequeño y seguir su evolución de forma continuada”, concluye Fernando Zárate.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales