Aguirre subraya que los profesionales de AP no tienen “nada que ver” con las listas de espera

La Samfyc remarca su descontento por las declaraciones iniciales del consejero
Temas relacionados:
Herramientas
Madrid
|
12 mar 2019 - 11:35 h
|

El consejero de Salud y Familias de Andalucía, Jesús Aguirre, ha participado en un foro organizado por la Fundación Cámara de Comercio de Sevilla en el que se abordaron los retos a los que se enfrenta la consejería en la próxima legislatura.

Jesús Aguirre, que fue presentado por la portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Dolors Montserrat, defendió que para mejorar la sanidad en Andalucía es necesario un nuevo modelo de gestión sanitaria que pasa por “simplificar las estructuras de gestión, despolitizar la gestión sanitaria y hacer una planificación de las nuevas infraestructuras y de las necesidades de mantenimiento de las existentes”. Del mismo modo, ha señalado que ya se configurará una “organización en los centros asistenciales, de base profesional con autonomía y capacidad de autogestión, haciendo pivotar el trabajo clínico sobre las unidades de gestión sanitarias”.

También tuvo palabras durante su intervención para el modelo sociosanitario impulsado por la consejería recalcando que “permite afrontar el reto que supone el envejecimiento de la población y su cronicidad”. Además, Aguirre defendió que “mejora la calidad de la atención y adapta las respuestas asistenciales a las necesidades individuales de los usuarios, reduciendo de forma significativa las recaídas y reingresos”.

Con respecto a la atención primaria, el consejero de Salud y Familias insistió en que “debe ser el eje del sistema” y tiene que estar “de forma efectiva interconectada a los servicios sociales comunitarios para potenciar el autocuidado del paciente crónico”.

En cuanto a listas de esperas, aseguró que se van a garantizar dos derechos “esenciales” de los pacientes: “el derecho a saber en todo momento en qué lugar de la lista de espera se encuentra cuando está pendiente de una intervención y el derecho a saber los datos reales de las listas de espera en Andalucía”. Igualmente, ha asegurado que “los médicos de atención primaria no tienen ninguna culpa de las listas de espera”.

Descontento de la Sociedad Andaluza de Medicina Familiar y Comunitaria

Estas declaraciones se llevaron a cabo pocas horas después de que la Sociedad Andaluza de Medicina Familiar y Comunitaria manifestaran su profundo rechazo a las declaraciones del consejero que habrían dado entrada a la polémica, al atribuir en un primer momento la existencia de una excesiva lista de espera hospitalaria en Andalucía a los médicos de familia.

En un comunicado, remarcaban que el médico de familia soluciona más del 85 por ciento de las demandas que recibe en el centro de salud, y que pese a los drásticos recortes presupuestarios en Atención Primaria y al excesivo número de pacientes a atender, los médicos de familia siguen trabajando con una alta calidad y solucionando satisfactoriamente un gran número de problemas que no precisan atención hospitalaria.

Además, remarcaron que las derivaciones a las consultas hospitalarias se tramitan en el acto. “Todas las solicitudes de derivación a consultas hospitalarias se tramitan de forma inmediata desde Atención Primaria. Ninguna derivación queda metida “en un cajón” para maquillar el tiempo que debe esperar un paciente, al contrario, en cada provincia se buscan mecanismos para que el paciente sea atendido en el menor tiempo posible. Es inaceptable que se ponga en tela de juicio la honradez profesional tan a la ligera, al contrario, se debe reconocer que somos profesionales que en esta última década hemos sabido proteger a nuestros pacientes frente al empeoramiento tan brutal de las condiciones laborales”, denunciaron.

Según su visión, el retraso en la atención en consultas hospitalarias tiene múltiples causas. “Un importante número de pacientes que acuden a consultas hospitalarias los hacen tras ser derivados desde otras consultas o de las urgencias del hospital. Hay además un alto número de citas reservadas para revisiones periódicas. Por último, la falta de médicos provoca un menor número de oferta de consultas a la población y un incremento de la demora. Es, por tanto, erróneo atribuir a los médicos de familia y a la Atención Primaria de forma exclusiva este problema. Sus causas son múltiples y deben ser abordadas mediante una mejor gestión sanitaria y un incremento de profesionales de medicina en todos los niveles asistenciales”, concluyen.

En palabras de los responsables de la sociedad andaluza, los médicos de familia ofrecen accesibilidad, continuidad en la atención y cercanía. ”No hay listas de espera en los centros de salud, donde se atienden a todos los pacientes que demandan una consulta médica, con o sin cita. No se trabaja para conseguir objetivos ni se falsean datos, sino que se trabaja para mejorar la salud individual y de la población, aún a costa de ver mermada la parte variable de nuestra nómina”, sentencian.

Twitter
Suplementos y Especiales