Cataluña se plantea incorporar los datos de las aplicaciones móviles para uso médico

Ya se está realizando una prueba piloto para valorar las posibilidades tecnológicas y la utilidad real
Temas relacionados:
Herramientas
Madrid
|
21 ago 2018 - 11:46 h
|

El espacio personal de la plataforma digital de CatSalut ‘La meva salut’ estudia incorporar los datos de aplicaciones del móvil sobre hábitos saludables, así como mediciones de constantes vitales y movilidad con pulseras y ‘smartphones’, para ponerlas a disposición del médico, en una prueba piloto en centros de atención primaria (CAP) del Baix Llobregat (Barcelona).

El coordinador general de Tecnologías de la Información y Comunicación del Sistema de Salud, Pol Pérez, ha explicado que están estudiando la posibilidad porque la tecnología “tiene bastantes implicaciones”. En este primer piloto se ha explorado más la interfaz tecnológica. El uso médico se abordaría en una segunda fase.

Pérez ha previsto que, antes de que termine este año, el espacio tenga una ‘app’ móvil propia en la que esté disponible la información de ‘La meva salut’. Actualmente puede consultarse en la web y permite pedir cita, ver listas de espera y solicitar el documento de voluntades anticipadas.

Actúa como una puerta de entrada virtual vinculada, en parte, a la historia clínica, al no tener una base de datos propia, ha detallado.

El espacio incluye un apartado en el que el ciudadano puede hacer aportaciones. Allí podría subir este tipo de datos, por ejemplo referentes a la alimentación, el ejercicio, la toma de medicación y la frecuencia cardíaca. Una información asistencial y de diagnóstico que requerirá la validación del profesional y el cumplimiento de la normativa de protección de datos.

La prueba no detecta aún la fiabilidad de las aplicaciones; lo que se considerará en el futuro; sino que se centra en el funcionamiento del circuito. Hay que tener en cuenta que interactúan varias plataformas entre sí. Una ‘app’ prescrita por el profesional sanitario desde su estación clínica de trabajo aparece en el espacio del usuario. Éste, posteriormente, registra la información en una base de datos, que a la vez tiene que revisar un profesional, y que permitirá detectar los hábitos del paciente y valorar si se produce una descompensación.

Entre las aplicaciones que se han considerado se encuentra una que aporta consejos y seguimiento a pacientes con insuficiencia cardíaca, otra para controlar la movilidad y hábitos saludables en pacientes sedentarios y una que permite a personas con problemas de alcoholismo monitorizar su toma, mostrando la cantidad de alcohol ingerida.

Twitter
Suplementos y Especiales