La ecografía dermatológica en AP permitiría priorizar a los pacientes

Temas relacionados:
Herramientas
Madrid
|
04 abr 2017 - 13:00 h
|

La utilización de la ecografía dermatológica en las consultas de los centros de salud permitiría “priorizar a los pacientes con enfermedades cutáneas”, quienes podrían obtener el diagnóstico en Atención Primaria sin necesidad de ser derivados al hospital. Así lo cree el doctor Fernando Alfageme Roldán, introductor de la ecografía cutánea en España y ponente del XVI Congreso Nacional de Ecografía Clínica de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) que se ha celebrado en Vigo del 31 de marzo al 1 de abril.

En el caso de lesiones graves en la piel, la utilización de la técnica ecográfica en Atención Primaria podría agilizar su derivación para que fuesen tratadas antes por el especialista en Dermatología. Así mismo, se podrían descartar de forma inmediata casos leves y evitar derivaciones innecesarias a la Atención Hospitalaria, lo que “descongestionaría las Consultas de Dermatología”.

El también responsable de la Unidad de Ecografía Dermatológica del Hospital Universitario Puerta de Hierro de Majadahonda, y profesor asociado de la Universidad Autónoma de Madrid, ofrecerá este sábado una de las ponencias más novedosas del congreso nacional de ecografía de la SEMG, sociedad médica que más formación ecográfica presencial ha ofrecido a los médicos de Atención Primaria en nuestro país desde 1991.

En su intervención, el doctor Alfageme expondrá a los médicos de familia asistentes a este encuentro formativo un análisis ecográfico de las lesiones dérmicas-subdérmicas e indicará hasta dónde se puede llegar en Atención Primaria con la ecografía dermatológica. Es decir, “qué lesiones de la piel pueden detectar los médicos de los centros de salud con las herramientas que disponen (la ecografía) para adelantar el diagnóstico”.

Este reconocido experto en el ámbito de la dermatología —autor de varios ensayos, manuales y artículos académicos— afirma además que la ecografía cutánea beneficia especialmente a aquellos pacientes en los que la patología no es evidente. Además de ser una herramienta indolora para el paciente, de bajo coste y rápida, permite detectar enfermedades que hasta ahora presentaban un diagnóstico confuso.

Como ejemplo, Alfageme pone la psoriasis o la hidradenitis supurativa, dolencias que hasta el momento se solían diagnosticar en fases avanzadas, debido, entre otras causas, a que las lesiones podían ser subcutáneas, es decir, imperceptibles por el ojo humano.

Así mismo, esta nueva técnica no sólo permite objetivar la extensión de una enfermedad inflamatoria, sino que también posibilita prever la respuesta que ésta tendrá sobre algún tratamiento en concreto.

Twitter
Suplementos y Especiales