I Foro para el análisis de las políticas de Salud Pública: Vacunas

Herramientas
La inmunización de la población ha constituido uno de los logros de salud pública más importantes y con mayor impacto socio-económico. La vacunación ha evitado infecciones a millones de personas, mejorando la calidad de vida y evitando millones de muertes, y ha demostrado ser la medida de salud pública más coste-efectiva. En el marco del I Foro sobre Salud Pública, este Intelligence Unit Report recoge el análisis de los actores sobre la situación de las políticas de vacunación en España, y la identificación de los retos venideros.
Medical Liaison WU
|
31 ago 2018 - 12:00 h
|

La vacunación está considerada como la principal acción de salud pública realizada por el ser humano, junto con la potabilización del agua, que ha logrado disminuir de forma drástica las enfermedades infecciosas transmisibles y mejorar la calidad de vida de la población.

En 1974, cuando la OMS lanzó por primera vez el programa ampliado de inmunización (Expanded Programme on Immunization), solo un cinco por ciento de los recién nacidos en los países desarrollados se vacunaban adecuadamente contra las seis principales enfermedades infantiles: tuberculosis, poliomielitis, difteria, tos ferina, tétanos y sarampión. En 1990, la tasa de vacunación en los países desarrollados había alcanzado el 80 por ciento, aunque esta tasa ha descendido en los últimos años.

La inmunización como herramienta de prevención primaria ha prevenido y cambiado el curso de muchas enfermedades mortales, lo cual ha causado un gran impacto social reduciendo la mortalidad y morbilidad de estas. Las vacunas evitan anualmente en todo el mundo casi 6 millones de muertes, salvando casi 66 millones de años de vida ajustados por discapacidad.

En España, antes de la introducción de los calendarios de vacunación, las enfermedades infecciosas suponían la causa principal de mortalidad infantil.

La financiación de vacunas incluidas en los calendarios sistemáticos es pública al considerarse preventiva. Esto determina que el acceso de los ciudadanos a las vacunas depende de la decisión de financiación del Gobierno.

Financiación, equidad y acceso

En España, las vacunas se administran en diferentes tipos de centros sanitarios (clínicas y consultas de atención sanitaria públicas y privadas, hospitales, centros de trabajo, etc.); pero los principales servicios de vacunación se corresponden con los servicios de atención primaria, que lo tienen incluido en su cartera de servicios, tal y como figura en el Real Decreto 1030/2006, de 15 de septiembre, por el que se establece la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud y el procedimiento para su actualización.

Vacunación del adulto

Otro de los mayores retos pendientes es conseguir una tasa de vacunación en adultos adecuada, tal y como manifestaron diferentes sociedades científicas y de pacientes.

En esta línea, la directora general de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, Elena Andradas, aseguró que su departamento tiene como objetivo avanzar en un documento de recomendaciones de vacunación a lo largo de toda la vida, que espera que pueda ser presentado para su debate en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud a lo largo del año próximo.

Vacunación de sanitarios

Actualmente, los profesionales sanitarios cuentan con una tasa de vacunación estimada frente a la gripe de entre un 15 y 25 por ciento en nuestro país. Este colectivo, no sólo se encuentra más expuesto a enfermedades inmunoprevenibles, sino que puede ser la fuente de transmisión a las personas vulnerables con las que contacta a diario.

Los asistentes al Foro, identificaron la necesidad de reforzar las campañas de información, así como la formación de todos los ciudadanos, en concreto de pacientes y profesionales sanitarios sobre vacunación.

Conclusiones

Actualmente la vacunación infantil está muy consolidada, con coberturas vacunales superiores a las de países del entorno. Si bien, la vacunación en adultos no alcanza los objetivos establecidos, por lo que el reto actual es el establecimiento de un calendario de vacunación para toda la vida.

En particular, cabe destacar al colectivo de los profesionales sanitarios, con unas tasas de vacunación especialmente bajas, que además de poder actuar como fuente de transmisión de enfermedades inmunoprevenibles a personas vulnerables, suponen un mal ejemplo para reflejar la importancia de la vacunación a la población general.

Asimismo, debe promoverse el correcto registro y la trazabilidad de los actos vacunales a través de su inclusión en la historia clínica de los pacientes.

La industria farmacéutica tiene un gran compromiso con las políticas de Salud Pública, destacando su papel en la innovación, esencial para garantizar una cobertura vacunal adecuada de la población. Cabe destacar la importancia de la anticipación y planificación de la demanda de las vacunas, así como la necesidad de mantener un buen diálogo, transparencia y coordinación entre todos los actores implicados de forma sistemática y regulada.

La vacunación en adultos no alcanza los objetivos establecidos, por lo que el reto actual es el establecimiento de un calendario de vacunación para toda la vida

La población adulta está muy desinformada sobre la importancia de la vacunación, en especial en pacientes pluripatológicos

Ángel Gil de Miguel

“Aumentar la inversión en salud pública en vacunas es imperativo”

Elena Andradas

Avanzaremos en un documento de recomendaciones de vacunación para toda la vida

José Javier Gómez

“Resulta necesario definir un calendario para el adulto que esté unificado”

Amós José García

“Hay que insistir en la población diana, como los adultos y los profesionales sanitarios”

Isabel Jimeno

“Se debe facilitar herramientas, la prevención en AP está perdida y olvidada”

Pilar García

“Hay que fomentar la vacunación en la mujer gestante, cuyas coberturas son bajas”

José Tuells

“En Europa hay menos diferencias en los calendarios de países que entre CC. AA.”

Eduardo Sánchez

“Debería utilizarse más el análisis de costes y consecuencias para financiar servicios”

DIEGO AYUSO

“Para facilitar vacunar al adulto, se necesitarían herramientas que enfermería no tiene”

Antonio Bernal

“La existencia de un carnet de vacunación sería muy útil para empoderar al paciente”

Julio Vázquez

“Es fundamental la generación de evidencia a través de centros de epidemiología”

Jesús Fargas

“Los profesionales de AP deben trasladar a los pacientes la necesidad de vacunarse”

María José Mellado

“Debería cambiarse el modelo pediátrico, aumentando la población atendida a los 17 años”

Guillermo de Juan

“Las vacunas son una oportunidad de inversión en salud. La industria está comprometida”

Miren Basaras

“La falta de vacunación de los propios profesionales sanitarios está dando mal ejemplo”

Javier Moreno

“No parece necesaria la vacunación obligatoria, por la poca influencia de los antivacunas”

Esteban Palomo

“Tanto los pacientes como la industria deberían formen parte de la Ponencia de Vacunas”

José Luis Alfonso

“La historia clínica debería integrar los registros de vacunación paralelos”

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales