La inversión sustituye al gasto en el nuevo escenario oncológico

Herramientas
Uno de los principales retos del SNS no es otro que el de abordar nuevos modelos de financiación basados en resultados en salud. Sanidad ya trabaja para incluir en la evaluación de los fármacos escalas de beneficio clínico. El objetivo no es otro que el de definir criterios para la fijación de precios de nuevas moléculas o indicaciones.
|
13 sep 2019 - 12:00 h
|

Optimizar recursos o un nuevo modelo de relaciones entre comunidades son sólo algunos de los retos que presentan los avances en oncología

“No se trata de gastar menos, sino de gastar mejor”. Esta afirmación realizada por la directora general de Cartera Básica del SNS y Farmacia, Patricia Lacruz, durante su intervención en el VII Foro de la Fundación ECO, resume los retos que se plantean a día de hoy en el campo de la oncología.

Se trata, tal y como se puso de manifiesto en la reunión, de avanzar en supervivencia, pero también de optimizar recursos. Una optimización que sólo se conseguirá si se alcanza una implementación correcta de las técnicas diagnósticas que permitan definir qué tratamiento y para qué pacientes. Porque, aunque la inmunooncología presenta un futuro prometedor en el abordaje del cáncer, ésta se perfila exitosa para un número concreto de pacientes y, ahí es donde está la clave. Incluir los biomarcadores en la cartera de servicios, junto a las técnicas NGS son algunos de los retos. Pero también lo son el establecer qué centros específicos serán referencia en cada comunidad autónoma. Y es que, tal y como asegura el director del OncoHealth Institute de la Fundación Jiménez Díaz, Jesús García Foncillas, “no puede haber de todo en todas partes”.

Las terapias oncológicas ocupan ya el 25,4 por ciento del gasto hospitalario total

Todo ello, apuntan los expertos, conlleva una nueva forma de gestionar recursos, que se debe traducir en la puesta en marcha de un nuevo modelo de relaciones entre las comunidades autónomas que establezca flujos financieros correctos y que garantice la equidad tanto en el diagnóstico, como en el tratamiento.

En este sentido, los expertos consideran que es fundamental dejar de hablar de gasto para hablar de inversión, analizando los retornos que las innovaciones clínicas aportan. Medir resultados en salud parece la salida más clara para alcanzar esta visión sanitaria.

Mientras tanto, desde Sanidad tienen claro que hay que optimizar gastos y avisan de lo que va a llegar. En 2018 el gasto en fármacos oncológicos aumentó un 18 por ciento; y eso —apuntó Lacruz— que todavía no han comenzado a administrarse las primeras terapias CAR-T.

Así, según el ministerio los medicamentos oncológicos ocupan ya el 25,4 por ciento del gasto hospitalario total.

En 2018 el gasto en fármacos oncológicos aumentó un 18 por ciento

Por su parte, desde Madrid, el viceconsejero de Sanidad, Fernando Prados, destacó los avances realizados por parte del gobierno regional en materia oncológica. Así, destacó la puesta en marcha del Plan Integral de Oncología de la Comunidad de Madrid 2017-2020 , orientado a garantizar el acceso equitativo a los mejores tratamientos sanitarios, priorizando la investigación y el trato humanizado, personalizado y cercano a los pacientes, familiares y cuidadores. Madrid sigue avanzando con BioMad, que busca potenciar las sinergias, la cooperación y la competitividad a nivel estatal.

Por último, el viceconsejero destacó la necesidad de avanzar en la incorporación de innovaciones teniendo en cuenta el valor de las mismas; eso sí, finalizó, siempre poniendo en el centro de todas las acciones y decisiones a los ciudadanos.

Twitter
Suplementos y Especiales