#MELANOMA

“El melanoma ha logrado converger la inmunoterapia con la biología molecular”

Juan Jesús Cruz, oncólogo y catedrático de la Universidad de Salamanca, cuenta las novedades
Herramientas
Madrid
|
30 jun 2017 - 15:00 h
|

El cáncer de piel y el melanoma fue una de las primeras áreas en beneficiarse de la inmunoterapia. El conocimiento cada vez más detallado sobre los fallos que acumulan las células malignas se ha traducido en nuevas terapias, cada vez más específicas y eficaces.

Ipilimumab fue la primera inmunoterapia en demostrar beneficio clínico al prolongar la supervivencia global en varios ensayos aleatorizados.

Como explica Juan Jesús Cruz,oncólogo y catedrático de la Universidad de Salamanca, la evolución del melanoma ha sido espectacular. “Es el paradigma del tumor”, apunta. A su juicio se ha logrado converger la biología molecular con la inmunoterapia en el melanoma, hablando ya de largos superviventes en un 70 por ciento a cuatro o cinco años. “Tenemos tanta información que posiblemente estemos en el momento de analizar cómo encajamos estos tratamientos”, matiza.

En este escenario, se está avanzando en tres ejes: el conocimiento molecular de alteraciones genéticas que conducen a cambios en las vías de señalización intracelulares; el desarrollo de fármacos antidiana; y la potenciación de l sistema inmune como una estrategia terapéutica eficaz: la moderna inmunoterapia.

Cruz explica que tanto en inmunoterapia como en terapia molecular, el hecho de que tengan un biomarcador es fundamental. “Si tenemos el conocimiento previo de grupos de tumores y sus mutaciones podremos dar un tratamiento específico”, adelanta el oncólogo. Además, explica que si la tecnología va a permitir no sólo hacerlo en el tumor primitivo, sino en el momento que está sucediendo (biopsia líquida) se avanzará de forma imparable.

La supervivencia a cinco años desde el diagnóstico ha mejorado de forma muy significativa en las últimas décadas, superando el 90 por ciento de los pacientes diagnosticados en estadios tempranos de la enfermedad. También el pronóstico en fases avanzadas de diseminación ha cambiado por completo.

Actualmente se dan avances en dos niveles: por un lado, las terapias dirigidas ó los fármacos antidiana. En este último grupo hay dos: uno es la vía del BRAF y el otro, la vía del MEK. Se ha detectado que inhibiendo estas dianas, (ya hay cuatro fármacos que las inhiben) la supervivencia de estos pacientes a los cinco años es del 30 por ciento. Un avance que hasta ahora no se había visto en ningún tumor.

El arsenal terapéutico cuenta con los checkpoint inmunitarios : PD-1 y PDL-1, implicados en frenar la actividad de la inmunidad (ipilimumab , el nivolumab, pembrolizumab). Una vez mas, con resultados espectaculares. El último avance es que se está trabajando con estos fármacos utilizados de forma adyuvante.

Juan Jesús Cruz:
“Tenemos tanta información que estamos en el momento de analizar cómo lo encajamos”

Twitter
Suplementos y Especiales