La FH, un agente clave en la decisión de los biosimilares

La EAHP defiende su intercambio siempre y cuando sea consensuado con el paciente y el médico
Herramientas
Madrid
|
22 sep 2017 - 09:00 h
|

La Asociación Europea de Farmacéuticos de Hospital (EAHP, por sus siglas en inglés) “confía en la vía reguladora de la EMA para los productos de referencia biológicos y los medicamentos biosimilares. Al igual que ocurre con otros fármacos la toma de decisiones debe ser compartida”. Este es el posicionamiento de la EAHP con respecto a los biosimilares.

De este modo, a través de un amplio documento, la asociación explica las diversas situaciones que se pueden dar en el intercambio de estos fármacos, así como el rol que debe jugar la farmacia hospitalaria en este proceso.

En materia de intercambiabilidad, conmutación y sustitución de medicamentos biosimilares, los farmacéuticos europeos apoyan el intercambio de biosimilares por su medicamento de referencia, así como la sustitución de biosimilares entre sí por su fármaco de referencia.

En este sentido, estas decisiones “deben incluir a las partes interesadas”, que a su juicio son los prescriptores, los pacientes y los farmacéuticos de hospital. El organismo europeo reconoce que estas decisiones pueden adoptarse a nivel nacional, pero siempre de manera consensuada.

Sin embargo, debido a problemas específicos de cada paciente “se pueden dar casos en los que no es apropiado hacer un cambio”. Por lo tanto, los expertos consideran que es imprescindible garantizar que se tengan en cuenta las consideraciones de los profesionales y el paciente sobre si elegir el producto de referencia o su biosimilar.

Asimismo, la EAHP apoya la sustitución a nivel de farmacia hospitalaria. “Como administradores de una adecuada selección, adquisición, logística y uso de medicamentos y farmacovigilancia, los farmacéuticos hospitalarios están en una posición apropiada en el escenario de los biosimilares”, apuntan.

Fuente de información

De este modo, la EAHP incide en que los farmacéuticos proporcionan un “centro de información” en términos de la captación, el buen uso y la evidencia (monitorización de los resultados, uso de los datos del mundo real y la notificación de eventos adversos).

Su papel es, por lo tanto, necesario en la presentación de pruebas sobre la seguridad de los pacientes y la calidad del tratamiento. “Su conocimiento experto también pone a los farmacéuticos hospitales en una posición adecuada en el asesoramiento sobre la calidad, seguridad y eficacia de los biosimilares en diferentes foros”. Por tanto, llaman a la participación de los profesionales.

Por ello, la experiencia de la farmacia hospitalaria es un reclamo, a su juicio, para que estos profesionales formen parte de los distintos foros, no exclusivamente en comités de farmacia y terapéutica, asesorando a entidades y también a las asociaciones de pacientes”, indican.

De hecho, piden a las autoridades que asuman la responsabilidad de informar a la población sobre estos fármacos, tras consultar previamente con los farmacéuticos hospitalarios.

Twitter
Suplementos y Especiales