Farmasierra, o cómo hacer de un ‘problema’ la oportunidad de producir para más de 60 países

La compañía, en origen fruto de una operación de management by out, ya fabrica para terceros de los 5 continentes
Herramientas
Madrid
|
21 jun 2019 - 12:30 h
|

“Llevaré con mucho orgullo este premio a mis compañeros”, apuntó Olleros.

La fabricación de medicamentos es uno de los principales ejes del negocio del grupo farmacéutico español Farmasierra. Una tarea que realiza tanto para terceros como para su propia comercialización, y ya sean en ambos casos para el mercado español o a nivel internacional. Su planta de producción situada en San Sebastián de los Reyes (Madrid) ofrece empleo a cerca de 200 personas —de las cuales un 80 por ciento desarrolla su actividad en las Áreas de I+D y de Producción— y fabrica para más de 60 países y es un referente a nivel mundial por sus certificaciones de calidad y capacidad productiva.

Esta es la ‘fotografía’ —en un guiño a uno de los hobbies de su fundador y presidente, Tomás Olleros, y encargado de recoger el galardón en representación de la compañía— por la que Grupo Farmasierra se ha alzado con el Premio Producción y Fabricación en la XVIII edición de los Premios Fundamed & Wecare-u. Para los curiosos de los datos: es el segundo año consecutivo que el premio en esta categoría recae en una compañía con sus instalaciones situadas en el término municipal de San Sebastián de los Reyes. Aquellas que compartan ubicación en esta zona bien harían en ir preparando su candidatura a la próxima edición de 2020... Por aquello de si continúa la racha.

De vuelta al protagonista de esta edición, desde el prisma del presidente de Farmasierra un galardón como éste se recibe “con mucho orgullo” dado que confirma que “de una situación conflictiva hace 23 años se puede construir una compañía”. Para entender este recuerdo histórico de Olleros cabe recordar que Farmasierra es fruto de una operación de management by out realizada en 2016 por el propio Olleros cuando era directivo de Pfizer y esta compañía realizó una desinversión parcial en su planta farmacéutica.

<p>Farmasierra, o cómo hacer de un ‘problema’ la oportunidad de producir para más de 60 países </p>

Así las cosas, la secuencia empieza en ese 1996 con un único cliente y la creación de un pequeño laboratorio de desarrollo y tiene otros importantes hitos en años como 1998 —primera ampliación de la planta farmacéutica con la que se gana un 30 por ciento más de capacidad—, 2005 —cuando se da el salto a nivel internacional ofreciendo la fabricación y producción para terceros— o 2007, cuando se dobla la capacidad de producción pasando de cerca de 35 millones de unidades producidas anuales a 70 millones de unidades (de la cual el 90 por ciento era ya producción para terceros) .

Actualmente, desde su planta madrileña que le ha hecho merecedora de este Premio Fundamed & Wecare-u, esta compañía desarrolla y fabrica a terceros para más de 60 países de los cinco continentes. Aún así, los comienzos nunca se olvidan. “Recuerdo especialmente nuestro primer envío internacional y los problemas que tuvimos. Nos paralizaron momentáneamente el envío porque en el envase no habíamos indicado que se había fabricado en España. Evidentemente, lo pusimos encantados”, contó como anécdota su presidente.

Aunque desde la planta de San Sebastián de los Reyes se divisa toda la sierra madrileña, cabe concretar que su denominación hace referencia a otra sierra. La de Béjar, en Salamanca, de donde es oriundo Olleros y donde se gestó hace ahora 23 años este proyecto. Es por ello que, como los buenos jamones que abundan en esa zona, Olleros recordaba en una pasada entrevista ‘A la contra’ con EG que todo lo que compone esta compañía —equipo humano, tecnología, servicio a clientes, etc.— “es de bellota”. De bellota también pueden considerarse este premio que reconoce la labor de Farmasierra en producción y fabricación, y que Olleros habrá compartido ya “con mucho orgullo” con sus cerca de 200 “compañeros”.

Twitter
Suplementos y Especiales