Sanidad apunta a la economía del conocimiento y la I+D como punto de encuentro con la industria

Faustino Blanco promueve el encuentro “entre diversos actores” para impulsar “una nueva cultura empresarial”
Herramientas
|
21 jun 2019 - 12:00 h
|

Desde sus inicios, los Premios Fundamed & Wecare-u han sido, ante todo, un acto de Ciencia. Esto ha quedado especialmente patente en la 18ª edición de estos galardones, y no sólo por haber reconocido la primera terapia CAR-T financiada en España o un centro español de I+D+i que ha sido parte esencial en el descubrimiento de una nueva molécula contra el cáncer de mama. La ‘amabilidad’ inherente a este evento no ha pasado por alto el hecho de que, este año, a la incertidumbre que ronda a los inquilinos ministeriales se suman las posibles iniciativas en estudio que pueden afectar al sector farmacéutico. Pero si por algo se han caracterizado también los Premios Fundamed es por su capacidad para ser un foro de diálogo y encuentro del sector. En su ‘mayoría de edad’, la suma de todas estas facetas ha vuelto a poner en valor lo que une al sector frente a lo que le separa.

“Me gustaría que cada vez hubiera más y más gente que entendiera que lo que dedicamos a Sanidad, a medicamentos, no es un mero gasto, sino una inversión rentable para los pacientes, porque una sociedad más sana es una sociedad más competitiva y productiva, pero también una sociedad más solidaria y generosa”, dijo Martín Sellés, premiado por su trayectoria en la Industria. Sus palabras no cayeron en saco roto. Encargado de clausurar el evento, el secretario general de Sanidad en funciones aludió expresamente al presidente y consejero delegado de Janssen. “Cada vez somos más quienes, como él [Sellés], estamos convencidos de que el futuro del país pasa forzosamente por la investigación, la innovación y el desarrollo de la economía del conocimiento”, dijo Faustino Blanco.

<p>Sanidad apunta a la economía del conocimiento y la I+D como punto de encuentro con la industria</p>
Faustino Blanco puso en valor la colaboración de la AGE con Farmaindustria.

Esta idea fue una constante de su discurso. Para Blanco, éste es uno de los sistemas de trabajo que el SNS está abocado a desplegar en los próximos años, añadiendo el valor del mundo universitario y buscando, también, “la cooperación” con el mundo de la empresa. “España —dijo— necesita promover activamente el encuentro entre diversos actores de una nueva cultura empresarial que aún no está plenamente desarrollada, pero que se mueve con facilidad en los países donde surgen con fuerza el conocimiento y la innovación”.

Este es precisamente el paradigma que desde hace un tiempo proponen los expertos y la OCDE: plantear desarrollos basados en el conocimiento, la innovación, las tecnologías y las comunicaciones al tiempo que se invoca su redifusión en un entorno en el que conviven eficiencia, equidad, crecimiento verde e inclusión social. “En ese escenario, la economía del conocimiento nos ofrece una oportunidad real como país para mejorar las condiciones de vida, la salud de la población y también nuestra salud social”, destacó Blanco. Y un ejemplo de ello el proyecto europeo STARS, en el que participa la Aemps, y que aprovecha el respaldo de la investigación traslacional para que los medicamentos lleguen antes y de modo seguro a los pacientes.

Por si quedaban dudas de que hay espacio para el diálogo, Blanco lo explicitó. “Es justo que celebremos el valor de la colaboración con la industria, que es percibida positivamente en muchos ámbitos”, dijo, para destacar cómo la prórroga del convenio con Farmaindustria “ha posibilitado el mantenimiento de un importante espacio de colaboración” entre el sector público y privado. “Estos acuerdos favorecen el desarrollo de políticas de impulso de la investigación y facilitan el acceso de los pacientes a los medicamentos innovadores bajo criterios de equidad al tiempo que se genera un tejido industrial de vanguardia”, destacó.

<p>Sanidad apunta a la economía del conocimiento y la I+D como punto de encuentro con la industria</p>

“Se trata de uno de los paradigmas expuestos por la OCDE y un esquema de trabajo que estamos obligados a explorar en los próximos años”, apeló el secretario general de Sanidad para concretar que “tanto entidades y empresas sanitarias forman parte de esta estrategia”. Como ejemplo de aplicación ‘sobre el terreno’ de esta economía del conocimiento, Faustino Blanco citó el proyecto europeo STARS en el que participa España y el cual aprovecha la investigación traslacional para una mayor y más rápida llegada de los medicamentos a los pacientes.

<p>Sanidad apunta a la economía del conocimiento y la I+D como punto de encuentro con la industria</p>

Ante una audiencia con una amplia presencia de directivos de la industria farmacéutica —patronales y compañías—, Faustino Blanco defendió la importancia de los acuerdos entre sector y Administración, como puede ser el pacto que vincula el gasto farmacéutico a la evolución del PIB (Pacto Gasto-PIB) y el cual acaba de ser prorrogado. “La prórroga de este convenio ha permitido materializar objetivos comunes. Acuerdos así facilitan las políticas de investigación y el acceso a los medicamentos”, detalló.

<p>Sanidad apunta a la economía del conocimiento y la I+D como punto de encuentro con la industria</p>

Por último, el secretario general de Sanidad animó a seguir apostando por la transparencia en los procesos de decisión política (con la también participación del sector) e instó a los medios de comunicación especializados como EG (cabecera de Wecare-u) a “seguir anteponiendo la veracidad para combatir la desinformación en el ámbito sanitario y las fake news”.

Twitter
Suplementos y Especiales