Herramientas
|
19 mar 2018 - 15:00 h
|
<p>Ampliando el acceso a la telemedicina para empoderar los profesionales de la salud en Ghana</p>

En Novartis nos esforzamos diariamente en nuestro propósito de ampliar el acceso a la asistencia sanitaria con el fin de mejorar y prolongar la vida de las personas. En este sentido, en el año 2011 la Fundación Novartis impulsó un modelo piloto de un programa de telemedicina en el distrito de Amansie Occidental, en la región de Ashanti (Ghana).

En sus inicios, el programa daba cobertura a 30 comunidades de aproximadamente 35.000 personas. Transcurridos 7 años y dada la gran acogida que ha tenido este proyecto, el Ghana Health Service lo ha seleccionado como programa para ser implementado en todo el país. Dicha implementación se englobará dentro de la estrategia nacional de aplicaciones telemáticas en el ámbito de la asistencia sanitaria, conocida como “e-health”, que tiene el objetivo de usar las tecnologías de la información y la comunicación para mejorar la atención sanitaria.

El servicio de telemedicina emplea tecnología móvil y permite que los trabajadores sanitarios de la comunidad puedan ponerse en contacto con profesionales sanitarios especializados a través de centros de teleconsulta que funcionan las 24 horas. Los médicos, enfermeras y matronas de los centros de teleconsulta asesoran a los trabajadores sanitarios de la comunidad y les recomiendan tratamientos para los pacientes, en especial en la atención de urgencias vitales.

Con esto no sólo se logra fomentar la autonomía de los trabajadores sanitarios de la comunidad y aumentar su capacidad para prestar asistencia sanitaria, sino que también se mejora la calidad de esta asistencia, ya que se evita la derivación innecesaria de pacientes al médico y se reducen los tiempos de transporte y los costes para los pacientes. En el año 2016 se resolvieron directamente por teléfono más de la mitad de las teleconsultas, y se evitó un 31% de las derivaciones. Este último hecho es especialmente importante en las poblaciones rurales, donde el acceso a especialistas es limitado.

El Servicio de Salud y el Ministerio de Sanidad de Ghana han trabajado en colaboración con la Fundación Novartis en la hoja de ruta para poder ampliar este programa, y han establecido seis centros de teleconsultas en todo el país. Asimismo, para llevar a cabo la exitosa integración e implementación, la Fundación Novartis también ha estado trabajando estrechamente con socios locales e internacionales. Se espera que en el año 2019 sea posible disponer de una cobertura nacional completa de los servicios de telemedicina.

Para Novartis es un orgullo haber podido formar parte de este proyecto y verlo crecer desde el modelo piloto hasta la aceptación de implantación a escala nacional. Estamos convencidos que la integración de los servicios de telemedicina en la política sanitaria nacional supone un gran paso adelante para que las iniciativas de cooperación entre diversos sectores puedan ampliar los programas con mayor impacto en la población.

Twitter
Suplementos y Especiales