Refugiados

El Fondo de Emergencias de Farmamundi estrena 2018 en Uganda

Más de 2.500 personas sobreviven en el campo de refugiados del país africano
Herramientas
|
16 mar 2018 - 13:00 h
|

Más de 2.500 personas, la mayoría mujeres y menores de cinco años que sobreviven en el campo de refugiados de Kyala II, en el distrito de Kiegegwa al oeste de Uganda, se benefician de la primera intervención de 2018, que lidera el Fondo de Emergencias de Farmamundi, una entidad de la que forma parte Laboratorios Viñas. La actuación, que se realiza junto con la ONG Emesco, se centra en suministrar mosquiteras y artículos de higiene domiciliar y personal, adaptados especialmente a las necesidades de género.

“Las necesidades específicas de mujeres y niños en situaciones de emergencia tienden a ser invisibilizados y por lo tanto desatendidas. Más de 800 millones de mujeres entre 15 y 49 años menstrúan cada día y se estima que, a nivel global, 1.250 millones de mujeres no tienen acceso a unas condiciones higiénicas adecuadas durante su periodo menstrual”, afirma la responsable de Acción Humanitaria y de Emergencias de Farmamundi, Tania Montesinos, que explica que a esta desatención se añade la precariedad de las instalaciones sanitarias y de acceso al agua en el campo, provocando infecciones del tracto urinario y otras enfermedades. Así, el proyecto prevé la distribución de 500 kits de higiene y salud menstrual que incluye jabón y toallitas sanitarias. La intervención, que lideran Farmamundi y la ONG Foundation for Development (Emesco), también contempla la distribución de 1.000 mosquiteras impregnadas de insecticida cuyo uso podría prevenir más del 60 por ciento de los casos de una de las enfermedades de mayor prevalencia en la zona, según el Programa Mundial de Malaria de la Organización Mundial de la Salud.

La iniciativa se centra en la atención de la población refugiada procedente de la República Democrática del Congo, que huye del conflicto armado en la Provincia de Nord Kivu. “En la actualidad, el número de personas que huyen de la violencia en la RDC supera a Siria, Yemen e Irak. La persistencia de los conflictos existentes, los nuevos enfrentamientos y el retraso en la celebración de elecciones son los tres agravantes de esta catástrofe humanitaria”, continua Montesinos.

El este de la República Democrática del Congo vive en un contexto de crisis compleja y de larga duración que se ha prolongado durante casi treinta años. En los últimos 12 años, en los que Farmamundi ha tenido presencia permanente en la región, los territorios de Beni y Lubero, en la Provincia de Nord Kivu, han sufrido repuntes de violencia y nuevos brotes de actividad armada.

Las necesidades de niños y mujeres tienden a ser invisibles en caso de emergencia

Twitter
Suplementos y Especiales