Sostenibilidad

Las cooperativas sanitarias ayudan a descongestionar el Sistema Nacional de Salud

Herramientas
La Fundación Espriu y Euricse presentan la primera edición de un estudio internacional que ha evaluado la contribución mundial de estas sociedades a la asistencia sanitaria, analizando, entre ellas, la experiencia española
|
10 nov 2017 - 13:00 h
|

Las cooperativas sanitarias son un modelo que da respuesta a los nuevos desafíos que se presentan en el Sistema Nacional de Salud (SNS), según se desprende del estudio internacional para evaluar la contribución mundial de las cooperativas a la asistencia sanitaria.

En dicho documento se han explorado cooperativas de 15 países y se ha analizado el caso español.

“Lo que están haciendo es descongestionando y liberando la utilidad de los servicios públicos”, destaca a GM Carlos Zarco, director de la Fundación Espriu.

El envejecimiento de la población está teniendo un claro impacto sobre el sistema sanitario y las cooperativas “favorecen la accesibilidad, mejoran la eficiencia y además ayudan a que los recursos públicos puedan ser utilizados de otra manera”, por ejemplo “contribuimos a reducir las listas de espera diagnósticas o quirúrgicas”, continúa Zarco.

Tal y como explicó el CEO del Instituto Europeo de Investigación sobre Empresas Cooperativas y Sociales (Euricse por sus siglas en inglés), Gianluca Salvatori, durante la presentación del estudio, “la situación es tan compleja que se encuentran especialidades que tardan seis meses en atender la primera visita y operaciones que tienen una media de sietes meses, algo que está haciendo que crezcan los seguros médicos privados”.

En este escenario, los datos del informe ‘‘La Fundación Espriu como ejemplo clave del cooperativismo sanitario integral’ desvelan que estas sociedades son esenciales para hacer frente a la reducción del gasto público en sanidad.

“Abarata los servicios porque el gasto per capita de un español en el año 2016 de media está en 1.324 euros y por ejemplo las mutualidades pagan per capita unos 800 y pico y eso simplemente llevado al ahorro pues puede ser descongestional”, explica Zarco. “Aparte de eso como hay aseguramiento privado, y en España el Sistema Nacional de Salud está financiado por una doble vertiente, los nueve millones de asegurados ahorran un potencial de unos 9.000 millones de euros al año”, añade el director de la Fundación Espriu.

Las cooperativas están contribuyendo al “desgaste profundo” que esto conlleva en el conjunto de servicios que se ofrecen. De hecho, el número de usuarios está aumentando “más de lo habitual” desde que estalló la crisis económica. “En los últimos años crecíamos un dos por ciento y ahora lo hacemos un punto más. Actualmente tenemos 2,3 millones de usuarios”, subraya Carlos Zarco.

En relación a esto, durante la presentación se resaltó que “las Naciones Unidas tienen puestas sus esperanzas en el modelo cooperativo al advertir que, frente a las múltiples crisis, las cooperativas han mantenido sus calificaciones crediticias, han incrementado sus activos y han expandido su base social”.

El futuro de la sostenibilidad

Una de las conclusiones del estudio Euricse “es que con el envejecimiento de la población, el gasto farmacéutico del sistema va a ser muy difícilmente sostenible sino colaboramos todos”, puntualiza Zarco. “Y yo creo que es la voluntad de todos hacerlo sostenible y mejorar la eficiencia y la gestión de los recursos presentes”.

El presidente de la Fundación Espriu recalca que lo importante es el paciente y que tiene que seguir siendo el centro del SNS.

“En el caso español tenemos una magnifica sanidad pública y una magnífica sanidad privada y yo soy médico y no me olvido de los pacientes” y los pacientes lo que quieren es que se les garantice que su asistencia y tratamiento sigan “los mismos estándares de calidad” tanto en centros públicos como privados. Y al fin y al cabo lo que quieren “es que les vean cuantos antes y les resuelvan la patología cuanto antes”. Por tanto, Zarco propone utilizar a la par los recursos públicos y privados y no duplicar servicios “sino tratar de rentabilizar infraestructuras tan caras porque realmente si hablas de instalaciones o hablas de quirófanos o de resonancias magnéticas estás hablando de inversiones multimillonarias y es una pena que se duplique algunas instalaciones en pocos metros. Que para mi manera de ver no tiene ninguna justificación. Lo que hay que hacer es complementarlo, utilizarlo racionalmente y tratar de ser lo más eficiente posible”.

“La dificultad de esto es que en un país como el nuestro que es el segundo más envejecido del mundo y que tiene una masa de trabajadores que pagan impuestos pero que no crece adecuadamente puede llegar un momento que la sostenibilidad del sistema sea complicada sino utilizamos soluciones más imaginativas que las que tenemos hasta ahora mismo”, porque “como decía, los costes de los tratamientos son cada día más altos tanto farmacológicos como quirúrgicos y eso hace que la esperanza vida de los pacientes sea más larga pero con un coste mayor y esto va a ser insostenible sino buscamos alternativas como el copago, exclusiones u otro tipo de circunstancias porque al final eso se trasmite en controlar el gasto de otra manera o crear presión sobre los profesionales”, concluye Carlos Zarco

“Hay especialidades que tardan seis meses en atender la primera visita y operaciones que tardan una media de siete meses, lo que provoca que crezcan los seguros privados”

Los datos del informe han desvelado que las cooperativas sanitarias son esenciales para hacer frente a la reducción del gasto del Sistema Nacional de Salud

Twitter
Suplementos y Especiales