Herramientas
|
12 may 2017 - 15:00 h
|

El paciente activo o paciente empoderado es una aspiración en nuestro Sistema Sanitario y una necesidad para el eficaz, eficiente y correcto funcionamiento de la Sanidad. Los pacientes constituyen la razón de ser del modelo y deben ser el eje sobre el que giren los diferentes servicios sanitarios prestados.

Un paciente activo y corresponsable en la gestión de su patología puede suponer un ahorro de entre el 8% y el 21% al Sistema Sanitario. Según apunta el experto en gestión sanitaria, Rafael Bengoa, los pacientes autogestionados acuden menos al Sistema e incorporan mejor a sus rutinas la medicación y los comportamientos saludables.

En los últimos años se está produciendo una mejora importante en este sentido. Pero aún queda mucho recorrido para seguir avanzando en pacientes cada vez más informados, que participan en la toma decisiones, que controlan su enfermedad y son activos en su autocuidado. A este respecto, el compromiso del Consejo General de Colegios Farmacéuticos con los pacientes y con su necesario empoderamiento es claro y firme.

Un compromiso que se traduce en hechos. Recientemente hemos firmado un acuerdo de colaboración con el Foro Español de Pacientes, para mejorar la calidad asistencial de los crónicos, y también nos hemos adherido al Cluster For Patient Empowerment, empezando a formar parte del proyecto de Paciente Activo en Red - #FFPaciente para dar visibilidad a las asociaciones de pacientes. Asimismo hemos presentado a los medios de comunicación el convenio con la asociación de pacientes Freno al Ictus por el que se incidirá desde las farmacias comunitarias en la prevención de esta enfermedad, que es la primera causa de muerte en mujeres en nuestro país.

Desde la Profesión Farmacéutica se seguirá trabajando en el desarrollo de la Farmacia Asistencial, centrada en la prestación de Servicios Profesionales Farmacéuticos en beneficio de los pacientes. Una prestación de un servicio no sólo por y para los pacientes, sino también con ellos y junto a ellos. Una farmacia más asistencial, más coordinada con el resto de profesionales sanitarios, con herramientas que favorezcan una mayor comunicación.

Las organizaciones profesionales tenemos la obligación de responder a los intereses de la sociedad y, en el caso de las profesiones sanitarias, de responder a las nuevas demandas y a los nuevos retos sanitarios.

<p>Compromiso con la salud y con los pacientes</p>
e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales