Herramientas
|
25 nov 2016 - 12:00 h
|
<p>Un compromiso <br />de todos</p>

E l pasado 18 de noviembre se celebró el Día Europeo del Uso Prudente de los Antibióticos, un día muy importante desde el punto de vista sanitario, ya que se trata de uno de los grandes problemas de salud pública, no solo en nuestro país, sino también a nivel mundial. Coincidiendo con esta celebración el Consejo General se sumó a las diferentes iniciativas puestas en valor publicando una infografía con información y consejos para los ciudadanos, con un objetivo: combatir este grave problema que provoca más de 25.000 muertes al año en la Unión Europea y cerca de 700.000 en todo el mundo.

El mal uso de los antibióticos es una amenaza global, a la que debemos responder individualmente, tanto los ciudadanos como todos los profesionales sanitarios, con el fin de prevenir la aparición de resistencias antimicrobianas. Se trata de un problema que implica a todos y por ello, desde la Organización Farmacéutica llevamos años desarrollando acciones para promover una actuación profesional en torno a la dispensación de antibióticos en las farmacias y sensibilizar a la sociedad del peligro que representa un mal uso de estos fármacos. También colaboramos con la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios en el “Plan estratégico y de acción para reducir el riesgo de selección y diseminación de resistencias a los antibióticos”. Un problema de primera magnitud que necesita que los profesionales trabajemos juntos, haciendo realidad esa práctica colaborativa tantas veces mencionada.

La accesibilidad, cercanía y contacto diario con los pacientes, hace de la red de farmacias —y de los 48.500 farmacéuticos que trabajan en ella— un activo sanitario imprescindible para responder a este problema, desde la prevención y promoción de la salud, mejorando la educación sanitaria, evitando los botiquines caseros —que en muchos casos provocan un uso irresponsable—, y fomentando la adherencia y el cumplimiento completo de los tratamientos prescritos.

Nuestro compromiso es mejorar la salud de la población y en el mismo las administraciones sanitarias siempre encontrarán un aliado: la Farmacia Comunitaria, establecimiento sanitario estratégico al servicio del Sistema Nacional de Salud, imbricada con el resto de estructuras sanitarias que lo componen, y parte activa en el desempeño de la prestación farmacéutica.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales